BREAKING NEWS:
Japón excluirá a Huawei y a ZTE de licitaciones públicas, según medios locales
Negocios 07 de diciembre de 2018

Japón excluirá a Huawei y a ZTE de licitaciones públicas, según medios locales

Tokio, 7 dic (EFE).- El Gobierno de Japón ha decidido excluir a las firmas chinas de telecomunicaciones Huawei y ZTE de las licitaciones públicas debido a las supuestas brechas de seguridad cometidas por ambas empresas, según recogen hoy los medios locales.

La decisión del Ejecutivo nipón tiene lugar en medio del conflicto comercial entre Washington y Pekín, y en la misma semana en que se ha conocido la detención en Canadá de Wanzhou Meng, directora financiera de Huawei e hija del fundador de la compañía, a petición de Estados Unidos.

Tokio no permitirá a las dos citadas empresas participar en ningún contrato ofrecido por las administraciones públicas debido a la "preocupación global sobre sus vínculos con el Gobierno chino", señalaron fuentes gubernamentales a la agencia nipona Kyodo.

Las mismas fuentes señalaron que la decisión del Ejecutivo no incluirá ninguna mención concreta a las dos firmas chinas para no dañar las relaciones bilaterales entre los países vecinos, que atraviesan una fase de mejoría tras años congeladas.

El portavoz del Ejecutivo, Yoshihide Suga, evitó confirmar esta información y se limitó a decir que Japón "trabaja estrechamente con Estados Unidos en muchos sectores, entre ellos la ciberseguridad", en su rueda de prensa diaria.

"No podemos dar detalles sobre decisiones en materia de ciberseguridad", dijo Suga al ser preguntado por el tema.

El veto japonés a Huawei y ZTE sigue los pasos de las autoridades estadounidenses, que el pasado agosto prohibieron a organismos estatales utilizar productos y servicios de ambas empresas por sus supuestas conexiones con la inteligencia china.

La detención de la directiva de Huawei tuvo lugar el pasado sábado aunque no fue anunciada por las autoridades canadienses hasta el miércoles, y fue realizada a petición de las autoridades estadounidenses para su extradición a Estados Unidos por el supuesto delito de violar las sanciones impuestas por Washington a Irán.

China ha protestado contra el arresto e insinuado que podría tomar represalias contra Canadá, en un momento marcado por el creciente conflicto comercial y político entre las dos primeras economías mundiales.