01 de marzo de 2021
BREAKING NEWS:
 437x132
 437x132
Vídeos

La pandemia y las peleas políticas marcan el Día del Estado Plurinacional en Bolivia

BOLIVIA GOBIERNO

La Paz, 22 ene (EFE).- La pandemia de la covid-19 y la aún latente pelea política entre el oficialismo y la oposición por la crisis social y política de 2019 en Bolivia marcaron la conmemoración del "Día del Estado Plurinacional", encabezado por primera vez por el presidente Luis Arce.

La plaza Murillo de La Paz, el centro del poder político boliviano, lució un panorama muy diferente a otros años cuando las calles cercanas rebosaban de gente, sobre todo campesinos, indígenas, sindicalistas y funcionarios públicos convocados a los festejos del 22 de enero.

En esta ocasión, las calles estuvieron casi desiertas y no hubo la habitual sesión parlamentaria, ni los desfiles, ni la masiva fiesta posterior al discurso presidencial que se emite en esta fecha, declarada día festivo en 2010, debido a la segunda ola de la pandemia que azota al país.

Una ceremonia indígena con una ofrenda para la Madre Tierra y un acto con pocos invitados en la llamada "Casa Grande del Pueblo", el edificio de Gobierno inaugurado en 2018 por la entonces Administración de Evo Morales, fueron los eventos organizados por el Gobierno de Arce.

El acto oficial comenzó con un minuto de silencio en memoria del recientemente fallecido líder indígena Felipe Quispe, "El Mallku" o cóndor en aimara, para dar lugar a los discursos de la ministra de la Presidencia, María Nela Prada, dos dirigentes sindicales y el vicepresidente David Choquehuanca.

Luego fue el turno del presidente Arce, cuyo mensaje fue difundido en cadena nacional por todos los canales de televisión y radios, que están obligados a hacerlo por una ley promulgada en 2011, bajo pena de sanciones.

CORONAVIRUS Y ECONOMÍA

Arce, que lleva poco más de dos meses de gestión, cargó varias veces contra el Gobierno transitorio de la expresidenta Jeanine Áñez, al que acusó de haber hecho un mal manejo de la crisis sanitaria y de tomar decisiones erradas en torno a la economía.

El mandatario reiteró que el plan de su Gobierno contra el coronavirus tiene tres pilares que son la aplicación de pruebas masivas, la vacunación y la coordinación con los Gobiernos subnacionales, además de resaltar el apoyo complementario de la medicina tradicional.

Bolivia atraviesa desde fines de 2020 la segunda ola de la covid-19 con reportes que han llegado a superar los 2.500 contagios diarios, por encima de los récords de julio y agosto, acumulando 9.818 decesos y 196.393 contagios confirmados desde marzo pasado.

También alertó de que la economía boliviana resultó "seriamente afectada" por la pandemia y por la "ausencia de políticas económicas claras, oportunas y efectivas desde noviembre de 2019".

El gobernante mencionó, entre otros, que el crecimiento económico fue negativo en un 11 % al segundo trimestre de 2020 y también mencionó que la tasa de desempleo rondó el 9 %.

Arce responsabilizó al Gobierno de Áñez por el estado de los indicadores económicos, si bien expertos han advertido desde hace años que la economía boliviana entró en declive a partir de 2015.

Por contra, destacó algunas medidas económicas que asumió, incluidos el pago de asistencias sociales, la constitución de dos fideicomisos para otorgar créditos a los productores y la creación de un impuesto a las grandes fortunas.

Arce también recordó el camino transitado para lograr la nueva Constitución boliviana promulgada en 2009 que cambió al país de República a Estado Plurinacional y en cuyo honor es festivo el 22 de enero.

Aunque la nueva Carta Magna fue promulgada el 7 de febrero de 2009, el Gobierno del entonces presidente Evo Morales dispuso celebrar el Día del Estado Plurinacional el 22 de enero en conmemoración de su primera investidura en 2006.

LA PELEA POLÍTICA

Morales escribió varios mensajes en Twitter con motivo del festivo, pero no participó en los eventos en La Paz, pues se recupera de la covid-19 en una clínica privada en el centro del país.

Es el segundo año consecutivo en que el exmandatario no participa en los actos oficiales del 22 de enero, pues en 2020 se encontraba en Argentina.

Evo Morales fue declarado vencedor de las fallidas elecciones generales de octubre de 2019 en Bolivia para un cuarto mandato consecutivo, que luego fueron anuladas entre denuncias de fraude a su favor y un informe de la Organización de Estados Americanos (OEA) sobre irregularidades en aquel proceso electoral que él ha rechazado.

El entonces presidente anunció su renuncia en noviembre de 2019 denunciando un supuesto golpe de Estado en su contra, una versión en la que insisten las actuales autoridades nacionales y que Arce repitió en su discurso en esta jornada, tildando a Áñez de "autoridad autoproclamada" y a su gestión de "Gobierno de facto".

La salida de Morales dejó un vacío de poder, pues con él también dimitieron quienes podían sucederle constitucionalmente, hasta que luego de dos días, la entonces senadora Áñez activó un mecanismo sucesorio y asumió la Presidencia interina con el aval del Tribunal Constitucional.

Esta sucesión, avalada por el Tribunal Constitucional, es cuestionada por el oficialismo boliviano que advirtió esta semana con procesos penales contra los expresidentes Carlos Mesa y Jorge Quiroga por alentar el supuesto "golpe", mientras que la oposición insiste en que en 2019 hubo un fraude.

"Si el señor Arce trabajara tanto en la pandemia como el empeño que pone en atacarme, Bolivia saldría ganando. El 2020 frenamos la pandemia: bajamos a 48 contagios diarios. Eso se logra con trabajo. No con odio", replicó Áñez en Twitter.

Otros políticos opositores como Quiroga y el empresario Samuel Doria Medina también cuestionaron el mensaje presidencial.

Ampliar texto
  • Ningún comentario presente
500 caracteres disponibles
Para evitar spam, por favor resuelva este simple problema matematico e ingrese el resultado (pinche en la imagen para recargarla).

Normas de comentarios
www.noticiasxtra.com no se hace responsable de las ideas expresadas por los autores de los comentarios y se reserva el derecho a eliminar aquellos contenidos que:
  • resulten ofensivos y/o discriminatorios
  • que tengan como fin promover el boicot contra personas, productos empresas o instituciones
  • que atenten contra el derecho a la intimidad, al honor y/o a la propia imagen o nombre
  • aquellos que busquen fines comerciales y/o publicitarios
Más vídeos